domingo, 9 de junio de 2013

¿Verdad y Diseño?

Pienso que es posible generar conexiones entre procesos artísticos y creativos del diseño a la búsqueda de una verdad.
Expresando mi opinión acerca del tema, escribiré desde mis intereses profesionales como diseñadora, desde un punto de vista empírico, determinando la posibilidad de pensar en el concepto del diseño aplicado a la ciencia, generando investigaciones, desarrollos y retroalimentación desde distintos aspectos de búsqueda de la verdad, que concuerde con los hechos y realidades desde distintos puntos de vista.
En el diseño como en la ciencia, aunque para mi sea la ciencia del diseño, es difícil determinar la verdad en cuanto a estética, forma, fondo y función de un objeto o medio diseñado, basándonos en la postura de verdad y contexto, la calificación a un diseño es relativo, depende de la perspectiva, del concepto personal y del conocimiento académico y profesional adquirido a lo largo de su vida, ejemplo: un lapicero, a nivel de estética, una marca reconocida es más importante para algunos, para otros su color y su textura determinan la opción de compra, para algunos la forma de escribir determina la decisión de uso, para otros un lapicero puede servir para separar un libro, para sostener un portapapeles o para decorar una oficina. Y esa es la razón por la que existen tantas tipologías de un producto el requisito de suplir todas las necesidades estéticas, formales y funcionales de diferentes tipos de personas en distintos contextos de desarrollo, dependiendo de su formación, sus intereses, su cultura y la sociedad en la que se ha desarrollado, así como la ciencia en su esencia más innata, que busca suplir necesidades metodológicas y de conocimiento en distintas áreas de estudio en beneficio de la sociedad y la cultura.
Y aunque en el diseño existen parámetros estéticos, formales y funcionales desde el pensamiento de diseño y sus metodologías calificativas y apreciativas sobre las distintas áreas correspondientes, es imposible determinar una verdad absoluta de un concepto específico en distintos espacios creativos, más aún cuando muchos de estos conceptos vienen de la imaginación, los sueños y las sensaciones, conceptos que no son errados, porque generan ideas, dudas, hipótesis y establecen nuevos mecanismos de investigación, de análisis y de propuesta a nivel de información desde distintos puntos de estudio a partir del observador, la realidad o la construcción social.
Así, podemos concluir en primera estancia, que ciencia y creatividad, ciencia e inspiración, ciencia e imaginación, conceptos relativos del diseño desde distintos puntos de vista, se pueden conectar para generan nuevas opciones y nuevos caminos al aporte del conocimiento, en segunda estancia que el proceso y la metodología científica se aplica a cualquier desarrollo en cualquier área por mas ambigua e irracional, podemos comparar, analizar y generar conocimiento, y en tercera estancia que la ciencia, el diseño y otras disciplinas están en constante evolución temática en beneficio de transmitir y generar múltiples verdades.
Bibliografía:
Clases pensamiento científico, Coursera. Universidad Nacional Autónoma de México, 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada